jueves, 6 de septiembre de 2012

Obispo irlandés afirma que solía ver pedofilia como "una amistad que cruzó un limite"

El obispo John Kirby de la diócesis occidental de Clonfert
A veces, una figura de autoridad dice algo tan ignorante que te quita el aliento y muestra que vive en un universo alternativo. Un tal episodio ocurrió en Inglaterra en 1993, cuando un juez no mandó un violador a la cárcel, pero le ordenó a pagar £500 a su víctima adolescente para que tenga “unas buenas vacaciones”.


Ayer fue el turno de Irlanda, cuando un obispo católico contó como solía considerar la violación de los niños por curas pedófilos como “una amistad que cruzó un límite”.

El obispo John Kirby hizo sus comentarios mientras explicaba por qué había trasladado dos curas acusados de abusar sexualmente de niños a otras parroquias en vez de suspenderlos en 1990 y 1994.


Kirby quería justificar sus acciones tras otro informe que revela una vez más como la jerarquía católica se quedó con los brazos cruzados a pesar de estar consciente de casos de abuso sexual involucrando menores.

Fue sólo el último de una serie de informes semejantes implicando diócesis distintas desde hace años, todos de los cuales han seguido el mismo camino deprimente: el abuso sexual o la violación de niños, una queja a las autoridades de la iglesia y un encubrimiento, con el agresor trasladado a otra parroquia, donde a menudo hizo más de lo mismo. En Irlanda de esta época, la influencia de la iglesia era tan fuerte, la policía no entró en la ecuación.

En su caso, Kirby culpó a la falta de reglas eclesiásticas por lo que pasó. “Se puede atribuirle a la inocencia crasa y la ingenuidad,” dijo. "Pensé que si separaba al cura y al joven, que se trataba de una amistad que cruzó un límite, y pensé que si los separaba lo habría solucionado."

Como era de esperar, las agencias de protección de menores han calificado sus excusas como “infantiles y pueriles”. Desgraciadamente, la experiencia nos ha mostrado que Kirby no era el único clérigo con esta actitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario