miércoles, 25 de julio de 2012

Irlanda 'mejor que España' - la inutilidad de comparar dos paises al filo del abismo

Viajando por España la semana pasada, me llamó la atención la diferencia entre las reacciones del público español a los recortes y lo que ha pasado aquí. Irlanda ya ha aguantado dos años de un programa de rescate/austeridad que España acaba de empezar, y muchos en el país ibérico nos están mirando como el ejemplo de seguir, dado que Irlanda ha cumplido hasta ahora con las condiciones de su rescate particular. Pero esto me parece un poco simplista. De hecho, sino fuera por las dificultades de España e Italia, el futuro de Irlanda sería mucho más sombrío. 

Nuestro rescate nos había dejado con una montaña de deuda que jamás podríamos devolver. Nuestra única esperanza era que países más grandes con más influencia política pudiera forzar la UE/FMI a cortar lo que debemos a un importe más razonable (aunque todavía considerable). Esto parece haber pasado en la última cumbre europea, donde una emboscada de Alemania, dirigido por Italia y España, le obligó a aceptar el principio de reducción de deuda por primera vez. Ridículamente, el primer ministro irlandés, Enda Kenny, intentó atribuirse el meritó cuando dijo: "Ya saben no meterse conmigo."

Hay especulaciones de que podrían reducir la deuda bancaria irlandesa por alrededor de €30 mil millones, paradójicamente más o menos el importe sugerido por el FMI en 2010 antes que los Estados Unidos puso fin a esta idea. Ya he hablado de  los posibles motivos por la falta de manifestaciones en la calle aquí comparado con Grecia y lo que vemos en Madrid, Barcelona y las otras ciudades de España, pero me ocurrió la semana pasada que había olvidado incluir tal vez el más importante.


En 2010, el gobierno irlandés y los sindicatos del sector público firmaron el acuerdo de Croke Park, que concretó recortes pequeños de salario y de otros sobresueldos a cambio de ningún despido. El acuerdo está en vigor hasta el verano de 2014 y es lo que ha mantenido la paz en las calles irlandesas.
Pero aunque sus partidarios afirman que ha ahorrado el estado €1.5 mil millones - y es casi seguro que ha evitado que manifestaciones paralicen el país – Croke Park no es una panacea. A pesar de un boom de las exportaciones, todavía gastamos más que ganamos y el gobierno promete otro presupuesto restringido el año que viene. Mientras hablan de reducir el paro y el subsidio familiar (no sería la peor idea dado el fraude crónico que se extiende por el sistema de paro y que se da el subsidio a todo el mundo, incluso padres millonarios), no habrán cortos a los salarios obscenos e inexplicables de algunos niveles del sector público (€106,000 por jefes bibliotecarios, €79,000 por funcionarios del sector de las artes, etc.). En su lugar, habrán más impuestos, entre ellos uno sobre el patrimonio, apretando cada vez más la gente ordinaria.
El desempleo español es de casi 25 por ciento, en Irlanda es de casi 15 por ciento, pero mucho de nuestra tasa más baja puede ser debido al hecho de que emigración siempre ha sido una válvula contra el paro aquí, y esta válvula está completamente abierta de nuevo. La diferencia esta vez es que no solo se van los jóvenes, pero también los con 30, 40 y hasta 50 años, carpinteros, fontaneros y albañiles que no tienen esperanza de conseguir trabajo aquí.

Según el periodista irlandés Diarmuid Flynn, del blog Bondwatch, seguiremos pagando miles de millones de euros a titulares de bonos no garantizados – o sea, gente que invirtieron su dinero con el conocimiento que podría perderlo. Pero para no desestabilizar los mercados, tenemos que continuar rembolsándoles. Flynn ha calculado que pagaremos €41 mil millones el año que viene, €28 mil millones en 2014 y €31 mil millones en 2015. Entonces comenzarán los pagos del rescate europeo. Como afirma él, ninguna economía pequeña puede recuperarse con tanta deuda. Con nuestra situación actual, estamos condenados a décadas de recesión.

Por lo menos, algunos de los responsables por el colapso de Anglo Irish Bank – el Bankia irlandés que nos ha costado hasta ahora €30 mil millones – están afrontando las consecuencias. Tres han sido imputados, entre ellos el ex jefe Seanie Fitzpatrick, fotos de quién jugando a golf y disfrutando la buena vida en la Costa del Sol han enfurecido el público irlandés. Sin embargo, incluso esta pequeña victoria puede ser negada al pueblo, porque el banco insiste que el supuesto fraude que cometieron para mantener el precio de las acciones no fue ilegal según el consejo de sus entonces abogados.

Comparado con España podemos parecer mejores porque estamos más adelante en el camino de austeridad. Pero crecimiento económico no va a pasar en Irlanda por muchos años, y la gente ordinaria va a ver a sus hijos emigrando a Londres, Australia, Nueva Zelandia y Canadá hasta entonces, una situación que pensábamos tontamente que ya se había acabado durante el enorme autoengaño que fue el ‘Tigre Celta’. Realmente, hablar de las ventajas que Irlanda tiene sobre Espana es otro autoengaño - mucho mejor sería unificar nuestras fuerzas para sacarnos del fango de la deuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario