miércoles, 27 de junio de 2012

La caída del hombre más rico de Irlanda, de la manera más ridicula posible

Sean Quinn
Una vez el hombre más rico de Irlanda, Sean Quinn ahora puede acabar en prisión tras perder su fortuna entera en una de las apuestas más idiotas jamás visto en este país. Quinn, de 65 años, empezó con una empresa que vendía arena y gravilla, y la desarrolló a un imperio de €4 mil millones implicado en seguros, fabricación, construcción y hoteles.

En 2007, todo se derrumbó, debido a sus decisiones imprudentes. Quinn tomó prestamos de varios mil millones de Anglo Irish Bank para comprar activos en el mismo banco. Lo que esperaba era que los activos iban a seguir elevándose en valor - entonces él podría venderlos con ganancia y pagar los prestamos.

Desgraciadamente por Quinn, los inversiones de Anglo en inmobiliaria colapsaron cuando aquella burbuja se reventó y el precio de los activos se desplomó. Y luego Anglo vino buscando que se devuelvan sus prestamos.

Ahora Quinn se enfrenta ir a la cárcel, porque el tribunal superior irlandés ha determinado que había intentado esconder unas propiedades en Rusia, Ucrania e India del banco, violando un fallo del tribunal.

"Su evidencia no es creible," la jueza Elizabeth Dunne declaró. "Han participado en una serie de pasos complejos para poner los bienes fuera del alcance del banco, de una manera descarada, deshonesta y engañosa," añadió, hablando de la familia Quinn. Su destino se decidirá este viernes. 

A veces, la avaricia es el peor de todos los defectos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario