sábado, 16 de junio de 2012

La afición irlandesa recibe admiración global por su lealtad - pero no de su ex-jugador más famoso, Roy Keane

Roy Keane
Los aficionados irlandeses ganaron la aprobación del mundo por su dedicación tras la humillación del baño contra España en la Eurocopa, quedando en el estadio después del silbatazo final para cantar en apoyo de su equipo. Incluso el técnico español, Vicente del Bosque, rindió su homenaje y dijo que el 'Ejército Verde' "nos ha mostrado lo que es el futbol". Pero fue uno de nuestros mismos que ha causado controversia con comentarios en que criticó la actitud de ambos los seguidores y los jugadores y aseguró de que tienen que "cambiar su mentalidad".

En el canal británico ITV, el ex internacional irlandés Roy Keane dijo: "Los aficionados quieren que hagan los jugadores mucho mejor y no pierdan goles ridículos como aquellos. Que cambiemos esta actitud. No nos hagamos ilusiones, quieren ver su equipo ganar. Que no vamos allí sólo para el cantarín de vez en cuando.”

Keane ha dividido el país desde cuando se marchó de la plantilla irlandesa antes del mundial de 2002 tras una disputa con el entrenador y sus observaciones lo han hecho lo mismo de nuevo. Los programas de radio han sido inundados con la reacción del público, algunos a favor del ex-centrocampista de Manchester United y otros en contra.
                                      Perdiendo 4-0, aun canta el 'Ejército Verde'

El problema para 'Keano' no es con sus palabras, pero con la manera amarga y malhumorada en que se las dijo. Los fanáticos que siguieron de cantar The Fields of Athenry tras ver su equipo llegar a ser el primero en salir del torneo no celebraron el fracaso. En cambio, estaban resueltos disfrutar la ocasión, a pesar del resultado. Podría haber sido 10-0 y hubieran hecho lo mismo. 

Durante las dos ultimas semanas en Polonia, han sido el orgullo del país. Mientras los aficionados de otros países se atacaban entre ellos y a la policía, los irlandeses posaban para fotos ante el comando antidisturbios, bebiendo y bromando con sus rivales croatas y españoles.
                               Irlandeses y polacos: borrachos, pero no peleando

Irlanda ahora mismo es un lugar sombrío. La economía está destrozada y hay poca probabilidad de que vaya a mejorarse. Miles emigran cada mes. Los 30,000 que ahorraron todo su dinero para seguir la selección no esperaban milagros de su equipo limitado.

No buscaban más que un buen tiempo, después de 10 años sin calificar para un mundial o una Eurocopa. Ya habían sufrido mucho y no querían más negatividad, solo un poco de alegría en la vida. Keane - un personaje severo en el mejor de los casos - tenía un la idea completamente errónea de la situación. No fue la primera vez, y seguro que no va a ser la última.

2 comentarios:

  1. Quiero creer que Roy Keane dijo lo que dijo en caliente, sin pensar demasiado la dureza de sus palabras. Imagino que a estas alturas estará arrepentido. Es curioso además que sea Roy el que critique a los aficionados irlandeses que cantan, cuando en un documental sobre 'The fields of Athenry'(está en Youtube) dice justo lo contrario, que el cántico ayuda a los jugadores del equipo.

    ResponderEliminar
  2. Tristamente no, Miguel, supo bien lo que decia. El tio siempre ha estado resentido, pero no se exige los mismos estandares que demanda de otros. Es un autentico aguafiestas.

    ResponderEliminar