martes, 19 de junio de 2012

El autor Mario Vargas Llosa visita a Irlanda, justo cuando descubren el barco que figuró en la caída de su héroe Roger Casement

El autor presentando su libro
Algunos de ustedes podrán conocer El sueño del celta, la novela semi-autobiográfica sobre la vida del patriota irlandés Roger Casement por el autor peruano Mario Vargas Llosa (sino, la recomiendo).

Cuenta la historia de Casement, que viajó a la amazonia peruana para preparar un informe sobre atrocidades cometidas por la empresa cauchera Casa Arana contra los indígenas del Putumayo.

Vargas Llosa estuvo en Dublin la semana pasada para promocionar la traducción inglesa del libro, justo cuando encontraron los restos de uno de los barcos involucrados en el intento condenado de Casement de importar armas a Irlanda para fomentar rebelión contra los ingleses durante la Primera Guerra Mundial.



Buceadores descubrieron el ancla del carguero The Aud mientras buscaban el puerto de Cobh en la costa del sur de Irlanda en los últimos días. The Aud, una nave antigua inglesa capturada por los alemanes y convertido para parecer un pesquero de arrastre noruego, se hundió tras un esfuerzo fracasado de entregar su cargamento a republicanos irlandeses para el Alzamiento de 1916.
Llevaba 20,000 rifles, ametralladoras, bombas 'con mecanismo de relojería' gigantes y un millón balas cuando fue barrenado por su capitán alemán mientras la armada británica lo escoltaba al puerto.

The Aud había llegado a la costa de Kerry en abril 20, 1916, pero debido a un problema de comunicación, no se pudo atracar en el pueblo de Fenit.
Fue interceptado por la armada británica cuando escapaba y su capitán Karl Spindler decidió hundirse para evitar que las armas caen en manos inglesas.
Roger Casement

 Un día más tarde, Casement desembarcó de un submarino alemán en el cercano pueblo de Tralee con otros dos irlandeses que había reclutado de los soldados irlandeses del Ejército Británico capturado por los alemanes.

Algunos días después, fue descubierto por tropas inglesas y llevado a Londres, donde fue acusado de traición y espionaje y por consecuencia ahorcado, a pesar de las peticiones de clemencia de, entre otros, el creador de Sherlock Holmes, Arthur Conan Doyle y los autores irlandeses William Butler Yeats y George Bernard Shaw.

Las autoridades irlandeses quieren preservar los dos anclas y exponerlos para el centenario del Alzamiento en dos años.
Eoin McGarry, el buceador que descubrió los anclas, dijo: "Los restos del naufragio están en mal estado y los anclas son el único patrimonio que puede ser salvado con éxito."Van a recordar a la gente irlandesa lo que hicieron los alemanes para nosotros."Los alemanes y todos los otros implicados intentaron ayudarnos en la lucha para libertad."

No hay comentarios:

Publicar un comentario