miércoles, 20 de junio de 2012

Ahora que la fiesta de la Eurocopa ha acabado, la autopsia del catástrofe empieza

“La selección irlandesa estará en el aeropuerto más tarde para darles la bienvenida a los aficionados”. Esto fue el chiste que circulaba en el Twitter ayer mientras los Boys in Green llegaron a hurtadillas a Dublín, y comparando las rendiciones respectivas, no parecía tan improbable. La última vez que Irlanda salió de un torneo importante, en Corea/Japón 2002, miles esperaban a los jugadores cuando aterrizaron. Esta vez, alquilaron un autobús para evitar los fotógrafos y conducirles directo del avión a donde habían aparcados sus coches de lujo.

Después de entrar en la Eurocopa con posiblemente la afición más grande de todos los países, los irlandeses se retiraron con el peor record desde Yugoslavia en 1974. Siempre iba a ser difícil salir del Grupo de la Muerte, pero nadie pensó que íbamos a jugar tan lamentablemente.

Ya se pregunta si Giovanni Trapattoni es el hombre que nos puede llevar al Mundial en Brasil en 2014. La calificación comienza en septiembre y – con un grupo en que se destacan los alemanes rampantes y los suecos, que mostraron su calidad con una victoria de 2 a 0 sobre los franceses el martes - necesitamos toda la ayuda posible.

No tenemos los mejores jugadores del mundo, pero tenemos por lo menos algunos buenos, y bajo Trap, se ignoran a favor de ordinarios que caben en su sistema rígido. El record del italiano habla por sí solo, pero es su falta de flexibilidad que preocupa los aficionados irlandeses. El extremo James McClean fue uno de los mejores de la Premier League el año pasado, pero no entró en el campo hasta los últimos minutos del último partido de la Eurocopa. El centrocampista James McCarthy ha sido seguido por Barcelona en el pasado, pero ha jugado sólo una vez por su país, y eso tras aprensión que iba a abandonar el campamento irlandés debido a su mala relación con Trap.

Simplemente, el italiano es demasiado conservativo. Después de prometer cambios contra su país nativo, repitió la misma alineación que había sido dado una paliza futbolística por España. Fue un partido que no importaba, ya que estuvimos fuera, pero Trap no quiso ceder.

Si hay un crítico legítimo contra él, es que no elige los jugadores en forma. Contra España, empezó con Simon Cox, que pasó la última temporada en el banquillo bajo el actual entrenador de Inglaterra, Roy Hodgson, en el West Brom, pero ignoró Shane Long, que marcó ocho goles para el mismo club en la Premier. Kevin Doyle, cuya temporada horrible culminó con relegación por Wolves, también ha sido seleccionado antes que Jon Walters, que jugaba mucho mejor para Stoke.

Nuestro ex-jugador más conocido y más controvertido, Roy Keane, había instado al italiano a empezar con un once diferente contra los Azzurri, un comentario a que Trap respondió: “Pero ¿que ha ganado él, joder?” Ha sido igualmente hostil contra periodistas irlandeses, acusándoles de hacer chistes sobre la selección en su estupendamente masacrado inglés. Por lo menos, no despotricó contra ellos como hizo en Bayern Munich (link), pero as veces, no estaba muy lejos de ello.

Sin embargo, está vez los cambios pueden ser forzados. El fantasma de jubilación internacional surge para jugadores como Shay Given (36 años), Robbie Keane (33) y Richard Dunne (32). A pesar de su desastre colectivo en Polonia, ellos fueron generalmente nuestros mejores y más fiables. Irónicamente, el cambio que todos esperamos puede vernos perder nuestros pilares principales y estar dejado con los torpes que fueron tan brutalmente desenmascarados este verano.

Trap recibió una extensión de su contrato de dos años por la federación irlandesa antes del torneo y ha dicho que quiere quedar hasta el Mundial. Incluso si quisiera despedirle, la federación no tiene el dinero para compensarle – una mitad del salario del italiano es pagado por un magnate mediático irlandés (aunque, supuestamente sin un duro, el FAI todavía paga a su jefe John Delaney un sueldo anual de €400,00).

Ahora mismo estamos deleitándonos con los elogios de tener los mejores aficionados del mundo, pero su paciencia famosa va a ser puesto a prueba durante el año que viene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario