sábado, 19 de mayo de 2012

Irlanda del Norte, donde las madres llevan su propios hijos para recibir una bala


Alquitrán y plumas...la pancarta
dice 'soy camello cabronazo'
En agosto 1994, el IRA proclamó una tregua unilateral para permitir negociaciones de paz con el gobierno británico. Poco menos de un año más tarde, el líder de Sinn Féin Gerry Adams se dirigía a un mitin pro-republicano en Belfast, cuando un miembro de la audiencia gritó: '¡Relance el IRA!' La respuesta de Adams fue inmediato, y recibió mucha publicidad: "No se han marchado, ¿sabe?"

Casi 17 a
ños más han pasado y el IRA aun no se ha marchado. Está todavía y sigue implicado en varias actividades ilegales. Los grupos republicanos siempre fueron propensos a fragmentarse, creando organizaciones escindidos tomando su sendero propio. Y la misma situación se aplica todavía: algunos ex-Provos (el apodido viene del titulo Provisional IRA) se han introducido en el crimen organizado y aprovechan de su pericia por suministrar las bandas criminales de Dublín con bombas caseras para sus vendettas (aunque no deben ser tan expertos, porque cobran €3,000 por la bomba, y el doble si explota). Otros quedan en el barrio, donde se consideran todavía las autoridades, a pesar de las peticiones de Sinn Féin, el brazo político del IRA, para los nacionalistas implicarse más con la policía.

Dos áreas donde las brigadas del IRA han sido siempre fuertes son la ciudad de Derry y el este del condado de Tyrone. Y es allí donde un grupo llamándose Acción Republicana contra las Drogas (RAAD) ha realizado, desde 2008, ataques de castigo contra personas supuestamente involucrados en el tráfico de drogas.

Decenas de hombres acusados de ser camellos han recibido palizas y tiros en las piernas, la mayoría en Derry, pero algunos también en las ciudades del condado de Tyrone. En el 'castigo', la victima se acuesta en el suelo y recibe el tiro detrás de la rodilla, lo que a menudo le deja lisiado por el resto de la vida. Aunque espantoso, el kneecapping todavía está mejor que el más truculento six pack, donde las victimas son fusilados en las rodillas, los codos y los tobillos. Otro castigo es ser cubierto de alquitrán y plumas
.

Una mujer de Derry habló con el BBC Radio 4 esta semana de como fue forzado llevar su hijo toxicómano a un lugar especificado a una hora cierta para ser 'castigado', tras recibir una carta que informó de que si no cumpla, si hijo pasaría el resto de sus días en una silla de ruedas.

La madre contó como anduvo con su hijo al lugar especificado aquel día, viéndolo temblar de miedo cuando llegaban. Entonces, le estrechó la mano, dijo 'suerte, hijo' y dio la espalda mientras bajaba la cuesta hacía los dos hombres esperándole.

La mujer, que no quiso dar su nombre, dijo: "Cuando oí los dos tiros, corrí por el callejón. Mi corazón saltó cuando lo vi tumbado en el suelo, completamente blanco." Preguntó como estaba, y el chaval contestó: "Mama, estoy bien", mientras ella se quitó la bufanda y la ataba a la pierna para contener el flujo de sangre.
Agregó: "Estoy preocupado de que no sea una buena madre, pero hice todo lo posible para el. Mi hijo está vivo. Fue castigado con poca severidad. Era algo que tuvo que ser hecho para salvarle la vida. Mi hijo sabe que le quiero y siempre estaré consigo, pase lo que pase. Fue brutal, pero no está muerto."

El RAAD también ha asesinado un hombre, Andrew Allen, que huyó de Derry tras recibir sus amenazas. No obstante, le rastrearon hasta una casa al otro lado de la frontera en Donegal, y le mataron con un tiro por la ventana del salón mientras jugaba un videojuego.

Queda todavía bastante apoyo latente para los ataques de castigo entre la comunidad nacionalista, en particular en los barrios más pobres. Muchos quejan de que la policía aún no hace lo suficiente para erradicar el tráfico de drogas, el llamado joyriding (hurto y uso de vehículos) y los otros problemas los cuales continúan arruinando la vida allí. Pero la realidad es que, mientras las madres tienen que llevar sus hijos para recibir una bala, no se puede decir que Irlanda del Norte esté en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario